18 de diciembre de 2015

FRICANDÓ IBÉRICO




Ingredientes:
  • Solomillo de cerdo (1)
  • Setas -en este caso shiitake de bote- (250 gr)
  • Cebolla (1)
  • Ajo (2)
  • Salsa de tomate frito (2 cucharadas soperas)
  • Vermú blanco (1 copa)
  • Caldo de pollo (1 vaso)
  • Nata -crema- (1 vaso)
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Harina de trigo (1 cucharada sopera)
  • Romero fresco
  • Eneldo fresco
  • Mantequilla (50 gr)
  • Aceite de oliva (25 ml)
Preparación:
  • Limpia la carne y córtala en medallones de un dedo de grosor. Salpimienta y enharina los medallones.
  • Pela y pica la cebolla y los ajos.
  • Retira la rama leñosa del romero y pica las hojas en trocitos muy pequeños.
  • Pica el eneldo.
  • En una sartén a fuego alto (9/10) con la mantequilla y el aceite de oliva dora levemente la carne. Sácala a un plato y resérvala.
  • Baja un poco el fuego (7/10) y en la misma sartén sofríe la cebolla y el ajo sazonados.
  • Una vez esté el sofrito añade la copa de vermú blanco y deja evaporar el alcohol.
  • Cuando evapore añade la salsa de tomate frito y mezcla.
  • Regresa la carne e incorpora las setas.
  • Añade el caldo de pollo y la nata.
  • Deja reducir a tu gusto.
  • Sirve.
  • Acompaña con arroz blanco o patatas fritas.
  • Decora con eneldo fresco picado.
Vamos a preparar "fricando" pero en vez de con ternera con solomillo ibérico. Este me lo "traje puesto" de una visita a Paymogo (Huelva).

En esta ocasión he usado unas setas shiitake de bote que no quedan mal... por supuesto, con unas silvestres queda muuuucho mejor.

El solomillo cortado en medallones del grosor de un dedo y con sal y pimienta.

Me gusta pasarlo por harina pero apenas una cucharada para todo el solomillo.

Saltea la carne en un mezcla de mantequilla y aceite de oliva a fuego alto.

Basta con dorar la carne, que se vea rosita cuando la saques.

Reserva la carne bien jugosa.

Sofríe la cebolla y el ajo en la misma sartén.

Cuando cebolla y ajo estén hechos añade la copa de vermú blanco y deja que evapore el alcohol.

Añade un par de cucharadas de salsa de tomate frito.

El sofrito listo.

Es hora de regresar la carne a la sartén, introducir las setas y romero fresco bien picado (solo las hojas, no la parte leñosa).

Aquí ya he añadido el caldo de pollo.

Y aquí ya he incorporado y mezclado la nata (crema). Ahora solo falta dejar reducir la salsa un poco.

La salsa ha reducido y esto está listo para servir.

Así queda el plato presentado.

11 de diciembre de 2015

LOMO DE CERDO (IBÉRICO) CON SALSA DE PIMENTÓN



Ingredientes:
  • Lomo de cerdo (400 gr)
  • Cebolla (1)
  • Ajo (1)
  • Pimentón dulce (1 cucharadita)
  • Caldo de pollo (250 ml)
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva
  • Perejil fresco
Preparación:
  • Corta el lomo en lardones gruesos y saltéalos en una sartén a fuego fuerte y sin aceite.
  • Cuando esté dorado lo retiras a un plato.
  • Pon un poco de aceite en la sartén y sofríe la cebolla y el ajo con un poco de sal.
  • Cuando la cebolla esté dorada añade el pimentón y antes de que se queme incorpora el caldo.
  • Regresa la carne a la sartén y reduce el caldo.
  • Sirve acompañado de patatas fritas y espolvoreando sobre la carne un poco de perejil fresco picado.
Corta el lomo en gruesos lardones.

Saltea la carne en una sarten a fuego fuerte y sin ningún tipo de grasa y resérvala en un plato.

En un poco de aceite de oliva pocha la cebolla y el ajo. Después añade el pimentón dulce de La Vera.

Añade el caldo antes de que se queme el pimentón y regresa la carne.

La guarnición ideal de esta carne en salsa de pimentón son unas patatas fritas.

Cuando la salsa haya reducido un poco puedes proceder a servir.

El plato de lomo ibérico en salsa de pimentón con patatas fritas una vez servido.

10 de diciembre de 2015

ALITAS DE POLLO FRITAS EN SARTÉN




Ingredientes:
  • Alitas de pollo (1 kg)
  • Harina de trigo duro (200 gr)
  • Pimentón dulce (1 cucharada)
  • Semillas de mostaza (1 cucharada)
  • Ajo en polvo (1 cucharadita)
  • Jengibre en polvo (1 cucharadita)
  • Curry en polvo (1 cucharadita)
  • Limón (1)
  • Agua (250 ml)
  • Leche (250 ml)
  • Harina de maíz (para rebozar)
  • Pan rallado crujiente (para rebozar)
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Aceite de girasol (para freír)
Preparación:
  • Corta el extremo final de las alitas y deséchalo.
  • Quema los restos de plumas que pudieran tener.
  • Corta las alitas en dos partes.
  • Salpimienta.
  • Mezcla en un recipiente con tapadera y suficientemente grande la harina de trigo duro, el pimentón dulce, las semillas de mostaza, el ajo en polvo, el jengibre en polvo, el curry en polvo, la ralladura del limón (solo lo amarillo), el agua y la leche.
  • Introduce las alitas dentro de esta mezcla, tapa el recipiente y déjalo en la nevera hasta el día siguiente.
  • Al día siguiente prepara un plato con harina de maíz y pan rallado crujiente bien mezclados.
  • Prepara también una sartén con abundante aceite de girasol a fuego medio-alto (6/10).
  • Saca las alitas de la marinada, embadúrnalas de esta mezcla de harina y pan rallado e introdúcelas en la sartén.
  • Para que las alitas se hagan bien por dentro y queden crujientes por fuera debes freírlas unos 10 minutos de un lado y otros 10 minutos del otro lado.
  • Sácalas a un papel de cocina.
  • Sirve.
Hazte con unas buenas alitas de pollo "feliz".

Retira los extremos de las alas y quema los restos de plumas que pudieran tener.

Corta las alitas en dos partes. 
Salpimienta.

Prepara la mezcla de ingredientes que te indico en la receta.

Inrorpora los líquidos: agua y leche.

Mezcla con los líquidos hasta obtener un "engrudo" uniforme.

Introduce las alitas en esta mezcla.

Las alitas bañadas en la marinada.

Puedes freír las alitas enseguida, pero si las dejas toda la noche en esta mezcla estarán mucho más sabrosas.

Mezcla harina de trigo con pan rallado crujiente (tipo panko).

Pasa las alitas de la marinada a la mezcla de harina de maíz con pan rallado crujiente. 

Las alitas deben quedar bien rebozadas.

Prepara una sartén con abundante aceite de girasol a fuego medio-alto (6/10).

Fríe las alitas 10 minutos por cada lado para que queden bien crujientes por fuera y bien hechas por dentro.

Deja reposar las alitas un poco en papel de cocina para que pierdan el aceite sobrante de la fritura. Ya están listas para disfrutar.

Así quedan las alitas al estilo sureño (de Málaga, no de Kentucky)

4 de diciembre de 2015

BOCATA DE CODILLO ADOBADO


Ingredientes:
  • Codillo de cerdo (800 kg)
  • Ajos (4)
  • Laurel (2-3 hojas)
  • Orégano y tomillo seco (1 cucharadita)
  • Pimentón dulce (1 cucharada)
  • Vinagre (1 vaso)
  • Vino blanco (1 vaso)
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Pan
  • Mostaza inglesa picante
  • Canónigos
  • Cebolla roja
Preparación:
  • Lava muy bien el codillo ponlo en una olla.
  • Salpimienta.
  • Añadiremos los ajos, el laurel, el orégano, el pimentón el vinagre y el vino blanco.
  • Cubrimos con agua.
  • Tapamos el recipiente y reservamos en la nevera toda la noche.
  • Introduce en el horno a 90º C durante 4 horas.
  • Apaga el horno y deja que enfríe.
  • Saca del horno.
  • Retira la carne, retira los huesos y córtala en trozos pequeños.
  • Pon la olla al fuego para que reduzca el caldo.
  • Introduce la carne en el caldo reducido.
  • Deja reposar para que enfríe.
  • Introdúcela en fiambreras. En la nevera la puedes conservar varios días.
  • Abre el pan y pon mostaza inglesa picante sobre la base.
  • Rellena de carne, canónigos y cebolla.
  • Tapa con la otra parte del pan.
  • Listo.
La pieza de codillo.

En una olla introduce el codillo salpimentado, los ajos y el laurel, el orégano y el tomillo y el pimentón.

Añade el vinagre, el vino blanco y cubre con agua.

Tras hornear 4 horas a 90º C (o 194º F) deja enfriar dentro del horno. Después retira la carne.

Reduce la salsa.

Retira todos los huesos y los cartílagos para no llevarte una sorpresa en algún bocadillo.

Troce la carne.

Introduce la carne troceada en la salsa.

Divide la carne y la salsa en diferentes fiambreras.

En la nevera puedes conservarlo. Yo la he tenido hasta una semana en perfectas condiciones.

Ya tienes el codillo adobado listo para hacerte un bocata o para cualquier otra preparación que se te ocurra.

La cebolla roja y las hojas de canónigo aportan frescor al bocata.