30 de enero de 2014

COSTILLAS DE IBÉRICO ASADAS CON SALSA DE AJO, PEREJIL Y LIMÓN



Ingredientes:
  • Costillar de cerdo ibérico (1)
  • Cuarto trasero de pollo (1)
  • Zanahoria (1)
  • Cebolla (1)
  • Puerro (1)
  • Ajo (2)
  • Salsa de soja (3 cucharadas)
  • Aceite de oliva (3 cucharadas)
  • Limón (medio)
  • Perejil
  • Sal
Preparación:
  • Cuece durante una hora el costillar junto con el pollo, la cebolla, la zanahoria, el puerro y uno de los ajos en abundante agua y con un poco de sal. Puedes obviar algún ingrediente o añadir otro. La cuestión es cocer las costillas en un sabroso caldo.
  • Saca el costillar y deja enfriar el costillar.
  • Corta entre palo y palo de las costillas y sepáralas.
  • Prepara una mezcla de soja y aceite de oliva en partes iguales. Con tres cucharadas de cada uno bastará.
  • Introduce las costillas en una fuente de horno y píntalas con la mezcla de soja y aceite.
  • Hornea con el grill a 200º C durante 20 minutos bañando cada cierto tiempo con la mezcla de soja y aceite.
  • Prepara la salsa triturando el otro ajo con el perejil, aceite de oliva, ralladura y zumo de medio limón y un poco de sal.
  • Saca las costillas del horno y déjalos reposar unos minutos.
  • Sirve y baña con la salsa de aceite-ajo-perejil-ralladura-zumo de limón-sal.
Lo primero que he hecho para que quede bien jugosa la costilla es cocerla junto a algunas verduras y ya he aprovechado y he incorporado un muslo de pollo para que coman las niñas.





Después de cocer las costillas las dejo enfriar un poco para separarlas.


Aquí ya he separado las costillas cortando entre los huesos.


Esta es la salsa con la que bañaré las costillas mientras se van asando. Mezcla a partes iguales de soja y aceite de oliva.


Tras asarlas 20 minutos "pintándolas" de cuando en cuando con esta sabrosa mezcla quedarán doradas y crujientes pero jugosas por dentro.


Las costillas ya están servidas. Las he untado con la salsa de ajo-perejil, etc.

28 de enero de 2014

JIBIA CON GARBANZOS



Ingredientes:

  • Jibia (1 kg)
  • Garbanzos cocidos (250 gr)
  • Aceite de oliva (3-4 cucharadas soperas)
  • Ajos (2-3)
  • Sal
  • Pimienta
  • Perejil fresco
  • Salsa de tomate frito (2-3 cucharadas)
  • Vino fino (1 copa)
  • Agua (1 vaso)
  • Pimentón picante (1 cucharadita)
  • Comino molido (1 cucharadita)
  • Jengibre en polvo (1 cucharadita)

Preparación:

  • Limpia la jibia o pide al pescadero que te la limpie reservando la tinta.
  • Trocéala en trozos no demasiado pequeños.
  • Pon una sartén a fuego fuerte y con un poco de aceite de oliva añade la jibia y el ajo picado.
  • Cuando la jibia empiece a "saltar" de la sartén, añade el vino fino o en su defecto, cualquier vino blanco y deja que se evapore el alcohol.
  • Salpimienta a tu gusto e incorpora la salsa de tomate frito, el vaso de agua y la tinta del calamar, que si no lo puedes obtener del cefalópodo puedes usar una bolsita de esas que se compran en los congelados.
  • Tapa y deja cocer a fuego medio durante unos 20 minutos.
  • Incorpora las especias: pimentón picante, comino molido y jengibre en polvo.
  • Es el momento de añadir los garbanzos cocidos, mezclarlo todo y dejar que se mezclen los sabores con la olla tapada durante otros 15 o 20 minutos.
  • Sirve con un poco de perejil fresco picado y unas gotas de aceite de oliva en crudo.