6 de octubre de 2011

CHORIZOS AL INFIERNO

¿La tapa preferida de Satán?

El chorizo es uno de los productos más conocidos de la gastronomía de mi país y que según voy observando, cada vez está más difundido por todo el mundo.

Hoy os presento esta forma tradicional de preparar los chorizos que puede verse por muchas regiones de España. En algunas, incluso se hacen utensilios específicos de barro con forma de cerdito y con una especie de brocheta para preparar los chorizos de esta manera y poder ir dándole vueltas sobre el fuego.

El líquido inflamable usado tradicionalmente en Málaga es el alcohol de 96º, el de farmacia, aunque según la región o los gustos, se pueden flambear en orujo u otras bebidas de alta graduación: whisky, brandy, cognac, ron, tequila o lo que se os antoje o tengáis a mano. Cada una le aportará un toque diferente.



Para preparar estos chorizos al infierno, lo mejor es utilizar un chorizo de tamaño pequeño y que este muy poco curado. Yo he elegido unos que hace mi carnicero.

Estos chorizos al infierno, son una forma de preparar un entrante a los invitados sin tener complicarnos ni tener que andar cocinando mientras estamos con ellos.

¡Ah! ni que decir tiene que hay que tener muchísimo cuidado con el fuego, sobre todo si hay niños cerca.

1 comentario:

Cantinerita dijo...

Me acabas de llevar en un viaje a la infancia...... En portugal te preparaban estos choricillos al infierno, pero utilizaban una especie de cazuela de barro alargada, a la que ponían la cara de un cerdito, y que tenía unas tiras a lo ancho, sobre las que colocabas el choricillo y el alcohol en el fondo, de hecho creo recordar que mi madre tiene uno en el pueblo!!! Que ricos los choricillos infernales!!!!! Estupenda receta y que recuerdos me ha traído.