24 de noviembre de 2017

ALBONDIGAS DE PESCADO MUY SENCILLAS Y RICAS



Ingredientes:
  • Lomo de merluza (300 gr)
  • Ajo (2)
  • Harina de trigo duro ((50 gr)
  • Pasta de rocoto o de otro chile picante (1 cucharadita)
  • Aceite de oliva (1 cucharada sopera)
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Cilantro fresco
  • Agua (1 vaso)
  • Maizena (1 cucharadita)
Preparación:
  • Limpia muy bien la merluza retirando todas las escamas y espinas.
  • Corta en trozos pequeños y si tienes máquina tritúrala. Si no tienes máquina puedes picarla a cuchillo en trocitos muy menudos.
  • Salpimienta.
  • Haz bolitas del tamaño que gustes.
  • Enharina las bolitas.
  • Prepara una sartén a fuego medio-alto (7/10) y sofríe las albóndigas.
  • Pela y corta los ajos en láminas y añádelos a la sartén junto con las albóndigas.
  • Añade también la pasta de rocoto o de otro tipo de chile picante. También puedes añadir el picante en forma de chile fresco, seco, salsa Tabasco… al gusto.
  • Vierte un vaso de agua y deja cocer a fuego medio durante unos 5 minutos.
  • Pasado ese tiempo la salsa se habrá concentrado un poco.
  • Para que esta salsa adquiera cuerpo diluye una cucharadita de Maicena en un poco de agua fría y añádelo al guiso.
  • Cuando haya espesado un poco sirve.
NOTA: como guarnición unas patatas cortadas finas y fritas a fuego lento e introducidas en esa salsa junto a las albóndigas… ¡son una delicia!.

En esta ocasión voy a hacer las albóndigas con merluza fresca pero podéis usar otro pescado blanco que puede ser fresco o descongelado.

El pescado debe estar limpio de espinas. Yo le dejo la piel pero le he retirado las escamas a conciencia.

Aquí tengo la merluza cortada en trozos para ayudar a la picadora.

Yo voy a usar esta máquina pero si no tenéis una puodéis cortar la merluza con el cuchillo hasta hacerla picadillo.

La ventaja de usar esta máquina es que en solo dos segundos tienes la merluza lista para hacer las albóndigas. Solo la he sazonado con sal y pimienta.

Al triturar el pescado las albóndigas se hacen muy fácilmente. No necesitas añadir huevo ni pan ni ningún otro elemento para ayudar a darles forma.

Enharino las albóndigas usando harina de trigo duro. Si no tienes puedes usar trigo integral, tritordeum, espelta o centeno.

En una sartén a fuego medio-alto y con un poco de aceite de oliva doro un poco las albóndigas. Un par de minutos.

Sofrío también un par de ajos en láminas y aderezo con un poco de pasta de rocoto (un chile picante que podéis sustituir por otro que tengáis en casa).

Sofrito el ajo (que no se te queme) añade un vaso de agua y sazona.

Deja que cuezan las albóndigas unos cinco minutos durante los cuales la salsa irá espesando.

Tras conseguir el espesor deseado de la salsa añadiendo un poco de Maicena diluida en agua fría, tenemos el plato casi listo.

Sirvo decorando los platos con un poco de cilantro fresco picado.

En esta ocasión no las he hecho pero con unas patatas fritas (a fuego lento) de guarnición dentro de la salsa... ¡están de vicio!.